Con paso restringido se encuentra la vía San Gil – Charalá, a la altura del kilómetro 9+300, por desprendimiento de roca de aproximadamente 180 toneladas de peso que afectó la margen derecha de esta carretera.

El gobierno departamental en apoyo con el contratista que se encuentra trabajando en la zona y alcaldía del municipio de Páramo, señalizaron el lugar y ubicaron un paletero para que regule el tránsito de los vehículos que circulan por este trayecto vial.

Hermes Ortiz, secretario de Infraestructura encargado, informó que “se acordonó el sitio, se está dando el paso restringido y se solicitó un martillo para poder dinamitar la roca y dar paso total de la vía, esperamos que el martillo llegue hoy para iniciar las labores y evacuar esta roca de grandes dimensiones”.

El gobierno de Didier Tavera Amado, recomienda a quienes transitan por este sector, salir con tiempo hacia sus destinos, tener paciencia y prudencia al conducir para evitar contratiempos y salvaguardar la vida de las personas.