Mujeres de Macaravita le apuestan a la cocina con Biodigestores

En Macaravita, municipio de la provincia de García Rovira, diez mujeres campesinas decidieron mejorar su calidad de vida y a través del programa “Acciones Afirmativas” de la Gobernación de Santander, se dieron a la tarea de construir Biodigestores, sistema que les permitirá de ahora en adelante preparar sus alimentos sin afectar el medio ambiente y su salud.

Las condiciones de vida en las zonas rurales no son cómodas, acciones como la preparación de alimentos, se vuelve tan compleja que resulta provocando un daño al medio ambiente, debido a la tala de árboles y afecciones a la salud, por la inhalación del humo que se genera en los fogones de leña.

Es así como diez mujeres emprendedoras de Macaravita, tomaron la decisión de cambiar las antiguas cocinas por otras que además de no tener estos problemas, les permita elevar su calidad de vida. A través del programa “Acciones Afirmativas” de la Política Pública de Mujer y Equidad de Género de la Gobernación de Santander, estas mujeres lograron sacar adelante la construcción de Biodigestores con los que se surtirán de gas natural para sus cocinas.

En qué consiste el proyecto

El proyecto consiste en la construcción de un Biodigestor en cada una de las viviendas de las beneficiarias. Para ello, el Gobierno Departamental aportó el 100% de los materiales necesarios. Adicional a ello, la administración municipal de Macaravita, les entregó dos lechones para levante, con los que genera la materia prima para el Biodigestor, además de tener una base económica a futuro.

Recientemente, el secretario de Desarrollo de Santander, Samuel Prada Cobos y la directora del programa Mujer y Equidad de Género, Claudia María Orozco Yepes, visitaron este municipio para conocer y compartir las experiencias de vida de estas 10 mujeres.

“Este proyecto es único en Santander y con él se construye una cadena de beneficios que van desde la aplicación ecológica, hasta la promoción de prácticas saludables en la preparación de alimentos. Es interesante ver, como este grupo de mujeres le apuesta a buscar, no sólo un cambio en sus vidas, sino también a las costumbres en su región, porque con este proyecto de los Biodigestores, pretenden además, generar una dinámica de emprendimiento en la economía local”, manifestó Prada Cobos.

Jimmy Noé Gómez Sepúlveda, alcalde de Macaravita, reconoce el aporte hecho por la Gobernación, para la realización de este proyecto que hoy, además de elevar la calidad de vida de sus beneficiarias, fortalece la presencia institucional en una región que por su topografía es considerada como de difícil acceso.