En Sabana de Torres, la Gobernación de Santander intervino en mesa de trabajo convocada por la Procuraduría Regional de Santander y la Procuraduría 24 Judicial II Agrario y Ambiental, que tenía como intención, atender de primera mano la problemática por mortandad de peces que han venido denunciando las comunidades asentadas sobre el río Lebrija.

Según denuncian de las comunidades, el aumento de muerte de esta especie se debe al alto nivel de contaminación de aguas residuales provenientes del área metropolitana de Bucaramanga que caen al río de Oro y que terminan en el río Lebrija, razón por la cual las autoridades presentes en esta mesa, manifestaron el respaldo a las peticiones.

“Está toda la voluntad de buscar las salidas para que la actividad económica de los pescadores fluya”, indicó Manuel Sorzano, secretario del Interior luego de participar en nombre del gobierno de Santander en esta jornada.

Según el funcionario, la articulación de las entidades responsables del tema ambiental, adelantarán seguimiento a la situación, y en próximos días se reunirán en una nueva mesa de trabajo donde se tomarán acciones frente al tema.

“Paralelamente a las mesas de trabajo se materializarán las acciones de las autoridades ambientales en el río, se analizarán las causas de la enfermedad de los peces, el plan de mejoramiento del embalse, las condiciones del agua entre otros compromisos”, manifestó Sorzano Romero al resaltar que los pescadores tienen el respaldo de la institucionalidad.

El encuentro se desarrolló en el Palacio Municipal de Sabana de Torres con presencia de autoridades ambientales como la CAS y la CDMB, el Área Metropolitana de Bucaramanga AMB, representantes de alcaldes del área metropolitana de Bucaramanga, la Empresa Pública de Alcantarillado de Santander EMPAS S.A y Gobierno Departamental, a través de la secretarías del Interior y Salud, así como la Dirección de Gestión del Riesgo.