Con el fin de facilitar los desplazamientos y brindar respuestas rápidas y oportunas, el gobierno municipal trasladó al Centro de Bucaramanga las oficinas de la entidad que brinda el servicio de limpieza y recolección de residuos sólidos.

“Tendremos una sede que estará cerca de la población. Serán más de 600 metros cuadrados disponibles”, dijo José Manuel Barrera, gerente de la EMAB.

“Se podrán hacer los reclamos, quejas y peticiones. Asimismo, atenderemos a todos nuestros trabajadores en unas instalaciones que son bastante confortables”, agregó el funcionario.