El secretario de Planeación de Bucaramanga, Juan Manuel Gómez, afirmó que se aprovechará la ejecución de las obras de recuperación de la malla vial, así como aquellas de mantenimiento de senderos peatonales en 22 zonas de la ciudad, para identificar casos de infracciones urbanísticas –en lo que respecta a invasión de antejardines–.

“Después de conocer el estado de cada una de las viviendas, tendremos que hablar con sus propietarios, porque para nadie es un secreto que los antejardines son predios privados pero de uso público, y esto significa que no pueden ser invadidos”, explicó el funcionario.

Así las cosas, primero la Administración Municipal socializará cada caso con los infractores, para solicitarles que se encarguen de demoler toda aquella estructura que haya sido construida sobre su antejardín; ahora bien, si éstos no acatan la orden, la Alcaldía tendrá que hacerlo por su cuenta.