El Presidente Juan Manuel Santos concedió este jueves la ciudadanía colombiana al antropólogo, etnógrafo y escritor de origen canadiense Wade Davis, quien al agradecer tal honor y visiblemente emocionado manifestó que “Colombia es una tierra de color y de cariño”.

Durante la ceremonia celebrada en la Casa de Nariño el Mandatario manifestó su complacencia por haber podido a nombre de todos los colombianos conceder la ciudadanía “a una persona que desde el momento en que llegó a Colombia se enamoró de este país”.

“Bienvenido ya como colombiano. Está en su casa. Está en su patria, y usted sabe que aquí lo queremos, lo admiramos y nos honra muchísimo que haya aceptado este ofrecimiento de sentirse y de ser un compatriota colombiano”, le dijo el Mandatario.

El Jefe del Estado destacó la importante labor de Davis como etnógrafo y el trabajo de campo realizado en la selva amazónica, donde estuvo durante tres años en los que recaudó información que luego plasmó en varias obras sobre las culturas indígenas que habitan esa región.

Uno de estos libros es “El Río”, inspirador de la película colombiana “El abrazo de la Serpiente”, nominada a los Premios Oscar.

“Él ha hecho documentales, ha hecho cine, fotografías, que han aparecido en el mundo entero mostrando lo que es nuestro país”, puntualizó el Presidente.

‘Un honor, un sueño’

Por su parte, Davis afirmó que el otorgamiento de la ciudadanía es para él “todo un honor, un regalo, un sueño que nunca imaginé recibir (…) de un hombre como usted, (…) un hombre que ha venido sembrado semillas de paz en todo el país, inspirando al mundo entero, a la vez fomentando el valor y la riqueza del país”.

Así mismo, el nuevo ciudadano colombiano aseveró: “Hoy siento que estoy haciendo parte de una nueva familia. Una familia de cariño y colores, dedicado a realizar ese nuevo sueño, esa nueva nación; el mundo se puede estar desintegrando mientras tanto Colombia se está reafirmando”.

El antropólogo y etnógrafo integra la ‘Expedición Colombia Bio Apaporis 2018’, junto con otros 19 investigadores y 25 miembros de las comunidades indígenas, que explora la cuenca media y alta del río Apaporis para hacer muestreos de flora, fauna y recursos hidrobiológicos, entre ellos los del Raudal de Jirijirimo, considerada una de las maravillas naturales más importante del país.

Por último, Wade Davis manifestó que por motivos de su profesión ha viajado a más de medio centenar de países y “cada vez siento más atracción, más fascinación, más amor y más devoción por este país, Colombia”.