Con el objetivo de mitigar situaciones de riesgo que se puedan presentar en Santander por el llenado del embalse Topocoro, y de hacer seguimiento al proceso de recuperación de las afectaciones presentadas por la emanación de crudo del pozo Lisama 158, el Gobernador Didier Tavera Amado, lideró una reunión con los actores gubernamentales, sociales y empresariales implicados, a fin de concertar acciones en beneficio de los santandereanos.

En este escenario se conoció el diagnóstico actual y las actualizaciones realizadas por la central hidroeléctrica Sogamoso sobre el embalse, de acuerdo con su Plan de Acción de Emergencias y Contingencias, PADEC, donde indicaron que se encuentran preparados para cualquier eventualidad.

Por su parte el director de la Central Hidroeléctrica Sogamoso, Jorge Acosta, manifestó que “desde Isagen se brinda parte de tranquilidad a las comunidades, ya que no se tiene ninguna anormalidad técnica y operativa en la central”.

El Gobierno Departamental luego de escuchar a los diferentes actores, a través del director de Gestión del Riesgo de Santander, Ramón Andrés Ramírez, indicó: “Vamos a hacer unas mesas de trabajo para realizar el seguimiento de lo que pasó después de las aperturas de las compuertas y cómo mejorar las condiciones de vida de las comunidades aguas abajo”.

Ecopetrol

De igual forma se dialogó con los representantes de Ecopetrol, para hacer seguimiento al plan de acción de la emergencia presentada por el pozo Lisama 158, en este escenario el Gobernador de Santander, Didier Tavera Amado, hizo un llamado a la empresa colombiana de petróleos.

“Pese a estar en proceso de cierre total, el Lisama 158, a la Gobernación de Santander no se le ha entregado el estudio que solicitamos para conocer el estado actual de todos los pozos fuera de funcionamiento en la zona y de los manaderos naturales, tampoco se ha entregado el plan de compensación ambiental que se debe hacer en la zona”, indicó Tavera Amado.

Para hacer una revisión más detallada de cada una de las situaciones presentadas, se programó una mesa de trabajo articulada entre la empresa, el Gobierno Departamental, alcaldes y la comunidad, donde se analizarán las etapas de estabilización y retorno a la normalidad de este territorio santandereano.