4.000 botellas de licor han sido aprehendidas en 2018

En más de 300 operativos adelantados por la Secretaría de Hacienda de Santander en conjunto con la Policía Fiscal y Aduanera, en establecimientos de comercio de Bucaramanga que expenden licores, se lograron aprehender más de 4.000 unidades de licor con alteraciones de adulteración y sin estampilla, lo que genera preocupación por el riesgo que presenta para la salud de los consumidores y el nivel de evasión del impuesto al consumo.

Según la secretaria de Hacienda del departamento, Elsy Caballero Ojeda, estas visitas a bares, licoreras y demás establecimientos, obligan al departamento a adelantar los procesos legales correspondientes y preocupa la forma como se evade el impuesto, arrebatándole estos recursos al sector salud y educación.

“A estos comerciantes que infrinjan la ley se les inician los procesos de fraude a las rentas con el acompañamiento de la Policía Fiscal y Aduanera, en el caso de licor adulterado lo remitimos a la Fiscalía para que inicie los procesos penales correspondientes”, dijo la funcionaria.

Elsy Caballero Ojeda hizo un llamado a los santandereanos para que sean responsables a la hora de consumir licor, y que tengan en cuenta las recomendaciones de las autoridades a la hora de comprar, asegurarse que sean lugares confiables y conocer la forma de identificar la legalidad de la estampilla, “esto atenta contra la salud de las personas, un licor adulterado puede llegar a causar la muerte”.

Participación en la Semana de la Salud de la Universidad Santo Tomás

santo tomásCon el objetivo de generar conciencia frente a esta problemática, la Secretaría de Hacienda participa en la Semana de la Salud, organizada por la Universidad Santo Tomás. Funcionarios de la Gobernación de Santander recorren las sedes del claustro universitario educando a los jóvenes.

“Estamos en las sedes de la universidad participando en esta jornada, adelantamos una campaña educativa de sensibilización a los jóvenes para que conozcan las consecuencias de consumir licor adulterado y que previamente al consumo identifiquen el código que va impreso en el producto por medio de un aplicativo que permite leer la procedencia e información del mismo”, puntualizó la jefe de esta cartera.

Los estudiantes por su parte se han mostrado asertivos y resaltan la importancia de estas jornadas educativas, “esta charla es muy importante sobre todo para evitar los riesgos de consumir trago adulterado, nos da facilidades para identificarlo”, comentó Jairo Picón, estudiante de esta universidad quien participó activamente de una jornada.

La Gobernación de Santander avanza con los propósitos de controlar la evasión de impuestos y sensibilizar las consecuencias de apoyar la ilegalidad, “le enseñamos a los jovenes a mirar la trasabilidad de la estampilla, es un trabajo muy importante de la Secretaría de Hacienda durante la semana”, dijo Luis Aberto Ramírez Gómez, abogado de la dirección de Rentas y expositor del tema.